Los Territorios Climáticamente Inteligentes organizan a las comunidades para manejar el ecosistema

 

tci-ccPor: Marianela Argüello L.

Últimamente, el éxito en los esfuerzos de conservación dependen grandemente de decisiones y acciones de las comunidades que viven en y se benefician de los diferentes servicios ecosistémicos.

Los Territorios Climáticamente Inteligentes (TCI) son espacios sociales y geográficos donde los actores en forma colaborativa manejan los servicios ecosistémicos para equitativamente mejorar el bienestar de los seres humanos. Ellos hacen eso a través de optimizar continuamente el uso de la tierra y comprometerse en actividades para detener y prevenir mayores emisiones, así como adaptarse a los efectos del cambio climático. Esto hace un llamado para esfuerzos colectivos dentro de una sociedad altamente organizada.

El concepto de TCI está elaborado en el capítulo seis titulado Climate Smart Territories (CST): An Integrated Approach to Food Security, Ecosystem Services, and Climate Change in Rural Areas del nuevo libro Climate-Smart Landscapes: Multifunctionality in Practice.

El enfoque de TCI es propuesto por CATIE (Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza) – una institución en donde las décadas de experiencia y compromisos en el campo han dejado como resultado una visión integral de trabajo en los territorios. El capítulo del libro reunió contribuciones de investigadores y técnicos de CATIE, así como de socios estratégicos en Colombia.

El objetivo principal del capítulo es explicar claramente la importancia de los TCI, sus elementos clave y las características, así como la forma en que ellos difieren en comparación con otros enfoques de gestión territorial. El artículo presenta claros ejemplos de TCI que han sido realizados y están en el proceso de implementación en Huila, Colombia, y en la región centroamericana, donde el Programa Agroambiental Mesoamericano (MAP) trabaja en las regiones de Trifinio y NicaCentral.

Bastiaan Louman, líder del Programa de Cambio Climático y Cuencas (PCCC) del CATIE, fue el encargado de coordinar el estudio y por lo tanto, conoce ampliamente los aspectos esenciales que necesitan ser reconocidos en el enfoque de TCI; entre ellos, que cada finca o bosque es parte de algo más amplio, siendo fundamentales las acciones colaborativas.

“El enfoque de TCI da gran importancia a la organización de la sociedad, de manera que todo se sienta como parte del territorio,” dijo Louman. Explicó que a través de la experiencia de trabajo en el campo de CATIE ha sido posible ver cómo los TCI han ayudado a enfatizar los factores de gobernanza, así como el crecimiento de las capacidades de las personas para analizar su situación, y definir respuestas a problemas que ellos encuentran y enfrentan por medio de contribuciones mutuas. En las Escuelas de Campo (EC) los agricultores aprenden de ellos mismos, acerca de la sistematización de experiencias, de la investigación colaborativa y aplicada, y de plataformas de actores múltiples, los cuales son elementos clave en el proceso de fortalecimiento de capacidades.

“Las capacidades que combinan el conocimiento técnico y local necesitan ser fortalecidas, pero también, la parte organizativa necesita ser fortalecida para que en el futuro los habitantes puedan responder a los nuevos retos, tales como los que enfrentan cada día con mayor fuerza y frecuencia debido al cambio climático”, añadió Louman.

En el ejemplo de trabajo que se lleva a cabo por CATIE/MAP en la zona de Trifinio y NicaCentral, muchos resultados constructivos han surgido de colaboraciones del nivel local con los agricultores, aprendiendo en conjunto con investigadores, agentes de cambio, productores, y haciendo uso de plataformas establecidas en el ámbito local y regional. Estos procesos han fortalecido las capacidades que son necesarias para dirigir asuntos críticos en diferentes escalas geográficas (tales como servicios ecosistémicos), así como aumentar prácticas climáticamente inteligentes.

Usando este y otros ejemplos, los autores muestran que los TCI pueden ser implementados exitosamente, fortaleciendo primero a las comunidades decidas a convertirse en TCI para que los cambios requeridos puedan empezar a realizarse. Esto implica la necesidad de planeamiento conjunto, monitoreo y liderazgo; mecanismos de negociación; y, el uso de sistemas para generar y compartir información relacionada con el clima y otros recursos naturales.

 

________

Fotografía: Maicon Barrera