Múltiples experiencias, resultados comunes

multiples-experienciasDesde COP 19.  Múltiples experiencias, resultados comunes

Bastiaan Louman
Programa Cambio Climático y Cuencas
CATIE

Este fin de semana la principal actividad de la Conferencia de las Partes (COP) 19 del Convenio Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) en

Varsovia fue el Foro Global de Paisajes (Global Landscape Forum, www.landscapes.org ).

Asombrosa la cantidad de iniciativas diferentes que existen en diferentes partes del mundo y los diferentes nombres y enfoques que tienen. A pesar de estas diferencias, todas muestran resultados positivos en términos de manejo, conservación y/o restauración de servicios ecosistémicos, generalmente en función de la producción agrícola, contribuyendo así a una mayor seguridad alimentaria y la mitigación y adaptación al cambio climático. Todas enfatizan la necesidad de involucrar a actores locales desde el inicio de la planificación; fortalecer instituciones locales en apoyo a esta planificación y el escalamiento horizontal de buenas prácticas dentro de los paisajes y la identificación, validación y ajuste de buenas prácticas para las condiciones locales.
Resaltaron dos presentaciones. El resumen de la iniciativa de paisajes, coordinada por EcoAgriculture Partners (disponible en http://blog.ecoagriculture.org/2013/11/16/realizing-the-promise-of-climate-smart-landscapes-plenary-powerpoint/) y el estudio de caso del “Watershed Organization Trust” en la India (Indo-German Watershed Development Program-Maharashtra), presentado por Crispino Lobo.
Este último es lo más parecido a un territorio climáticamente inteligente que hasta la fecha he visto para los trópicos. Sigue el enfoque de los medios de vida: analiza la situación actual desde el punto de vista de los cinco capitales y la interacción entre las estrategias de vida y sus amenazas y oportunidades, incluyendo las causadas por el cambio climático. Se basa en sistemas de conocimientos, combinando la información científica detallada de los sistemas de producción y sus entornos ecológicos con las experiencias y conocimientos locales con información del tiempo y del clima. Así logra hacer recomendaciones para la producción agrícola a corto y mediano plazo. Además está acompañado por Escuelas de Campo donde los productores son formados en aspectos tecnológicos, y donde participan en su validación y mejoramiento.
Sus principales lecciones aprendidas enfatizan lo esencial del involucramiento substantivo e inclusivo de la comunidad (mirar hacia el futuro; fortalecimiento de capacidades; planificación participativa; enfoque holístico); las intervenciones sensibles hacia el género (reconocer el papel diferenciado del hombre y la mujer) el impacto positivo sobre la familia; la transparencia de las decisiones y la distribución de los beneficios y cómo fortalecer las relaciones de confianza.  Entre otras conclusiones resaltan además el trabajar en la educación de las nuevas generaciones para lograr mayor sostenibilidad; el fortalecimiento de vínculos entre diferentes instituciones y organizaciones locales como vía para mejorar las oportunidades para un financiamiento a largo plazo y la creación de una institucionalidad adecuada a las necesidades locales además de pensar desde el inicio en los requisitos para el uso sostenible de los beneficios que generarán las intervenciones (monetarios y no-monetarios) ayudarán a evitar su despilfarro. De sus experiencias recomiendan la implementación en escalas humanas: de 500-1500 ha en la India.
En este modelo se ha logrado combinar el uso de alta tecnología con enfoques humanos y sociales. En India están por replicar el modelo, ajustado a otras realidades locales.

En América Latina el CATIE (Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza) ha venido impulsando el enfoque de cogestión de cuencas, bosques modelo y ahora el de territorios climáticamente inteligentes que van en la misma dirección.

Para más información: www.wotr.org.