Para Conservar hay que cortar árboles

para-conservar-hay-que-cortarPara Conservar hay que cortar árboles

Ronnie de Camino Velozo

El bosque es muy importante para la sociedad, al punto que es imposible imaginarse la existencia de la sociedad humana si no existieran bosques. Se afectaría  la temperatura del planeta en forma mucho más fuerte que por el

efecto invernadero, por la radiación directa sobre la superficie del planeta, se perderían ingentes cantidades de agua por evaporación, pero también por una torrencialidad sin barreras que provocaría inundaciones y deslizamientos.
Por otro lado, de acuerdo con el último informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) sobre el estado de los bosques del mundo, en los últimos 10 años se han perdido 5 millones de hectáreas y la mayor parte de la pérdida es en los trópicos y especialmente en América Latina. Pero no solo se pierden bosques, sino que también una superficie indeterminada, quizás tan grande como la deforestación, se degrada por la intervención humana.
¿Por qué se pierden y degradan tantos bosques? Hay mil explicaciones, pero hay una de elemental sentido común: porque los bosques no tienen valor para la gente que vive dentro y cerca de ellos, para sus poseedores y propietarios. Incluso hay evidencia de que en la mayoría de los países en vías de desarrollo existe una coincidencia entre la cobertura forestal y la pobreza. Muchos bosques = muchos pobres.
Los habitantes rurales encuentran tantas trabas para poder utilizar bien el bosque y aprovechar sus productos que entonces recurren a la deforestación, pues para hacer agricultura y ganadería esas trabas no existen y la gente tiene que comer y tener ingresos. Incluso cuando ven crecer una pequeña planta forestal en un potrero, corren a eliminarla, pues si se hace árbol o bosque se transforma en un problema.
Necesitamos entonces, para conservar el bosque, permitir que los que tienen derechos sobre ellos puedan cortar la madera de una forma sabia, sacando solo lo que corresponde al crecimiento y sacando aquellas especies que no están en peligro de extinción.
Una prueba de esto existe en Guatemala, allí se otorgaron concesiones a las comunidades para sacar madera del bosque de una manera sostenible. Hay miles de personas  que dependen para sus ingresos de la cosecha bien hecha de árboles. Ese bosque tiene valor para  la gente y allí casi no ocurren incendios en la temporada seca, mientras en los parques nacionales que rodean el área de concesiones todos los años hay grandes incendios. Yo gano mi salario, por lo tanto yo protejo al bosque y saco solo lo que puedo cosechar.
Sin embargo, aún hay otro elemento fundamental a tener en cuenta. Al cosechar en buena forma se abre espacio en el bosque para que surjan otros árboles, haya crecimiento y se secuestre carbono en nuevos árboles. Mientras tanto la madera cosechada, que se usa para bienes durables como casas, escuelas y muebles, permanece largo tiempo como carbono secuestrado fuera del bosque.
Es necesario seguir el ejemplo de Guatemala para que el manejo forestal no se transforme en una pesadilla de alto costo, sino que se reformen las leyes y reglamentos que faciliten el buen manejo y el buen trato a la naturaleza; así los propietarios de los bosques llevarán una vida digna, basada en cortar árboles en buena forma. De manera que lo que parecía una paradoja “cortar árboles es conservar” se transforme en una realidad.

  • Kelly

    Gracias Don Ronnie, por las ideas. Estoy muy de acuerdo que la gente con derechos sobre el bosque tienen que poder ganarse la vida de ello para lograr su conservación. El uso sostenible de los bosques es critico, pero tiene que haber limites para que el uso humano no afecta los servicios ecosistemicos provistos; lo que mas me preocupa es como asegurar y monitorear que todo esta hecho en un buena forma y que “intereses externos” no manipulan el sistema…

    • Ronnie de Camino Velozo

      Estimada Kelly, gracias por el comentario y me excuso por la tardanza en responder. Yo parto de la base que cuando se habla de manejo forestal, no se requieren apellidos, es decir todo profesional serio, hace manejo forestal sostenible y se debe encargar de que eso se cumpla. En ese caso, el manejo forestal implica que se conservan los servicios ecosistemicos que ese bosque específico produce. Es cierto que hay intereses” externos” como los llamas, que tratan de disfrazar malas prácticas. Sin embargo el exceso de desconfianza ha hecho muy difícil para los propietarios manejar los bosques y optan por cambiar de uso. Quizás ha llegado la “hora de la confianza” , es decir flexibilizar las normas, para que los propietarios vean que es fácil hacer manejo ( menos trámites) y además puede fortalecer sus medios de vida. saludos y gracias por visitar el blog.

  • Adrián Alfonso Rivera Gómez

    Hay una desinformacion de las autoridades sobre las normas.
    El caso Peten es muy interesante, claro esta aca en nuestro pais debe existir ese dialogo con las autoridades, pero ademas una disposicion dede estas autoridades a analizar los caso especificos..

  • Ronnie de Camino Velozo

    La disposición de las autoridadfes se logra y se pide. Elñ colegio de ingenieros debe solicitar ( previa preparacioón coudadosa de los temas) solicitar oficalmente que esta discusión se dé en las instancias y a los niveles que sea necesario. Las autoridades, por ley deben estar abiertas a dialogar.

  • Martín Barquero

    Hola Ronnie, estoy totalmente de acuerdo con lo que pareciera una paradoja pero más bien es un concepto real, hay experiencias con otras especies que demuestran la reaidad de lo que aquí planteas, por ejemplo la protección de tortugas en Ostional y otras, sí la gente recibe su sustento de un recurso lo cuida de lo contrario lo elimina para obtener su manutención de otra forma. La conservación pura debe ser confinada a las áreas silvestres y no involucrar tierras de posesión privada si no se les da alternativas, desgraciadamente en Costa Rica usted sabe que somos famosos para crear Areas Silvestres en un mapa sin tomar en consideración a las personas que viven dentro de esas áreas. Saludos

  • Walter Gonzalez

    Don Ronnie que acertado su comentario.
    Me da mucha Rabia la gente que se hace llamar conservacionista, y hacen protestas y políticas en contra del uso de los recursos forestales.Pero solo son buenas para conservar lo de los demás, por lo general si les preguntas cuantas hectáreas de bosque poseen, la respuesta es la misma nada.
    Soy propietario de bosques y reforestaciones desde hace 20 años y ser empresario forestal es casi sinónimo de depredador.