Costa Rica identifica los sitios más amenazados y propone áreas prioritarias para conservación de bosques

  • A través de una herramienta desarrollada por el CATIE el país conoce cuáles son las áreas que necesitan más atención e inversión

21 de noviembre de 2016. En el marco de un proyecto que busca medir el impacto que las inversiones del Primer Fondo de Canje de Deuda por Naturaleza entre Estados Unidos y Costa Rica han tenido sobre los bosques tropicales del país, se logró identificar los sitios más amenazados de seis áreas prioritarias para la conservación de los bosques, conocidas como Áreas Geográficas Prioritarias (AGP), entre ellas, la región noreste del Rincón de la Vieja, Nicoya, Maquenque, Tortuguero, La Amistad y Osa.

Este logro fue posible mediante una nueva metodología desarrollada por el CATIE (Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza), a través de la Cátedra Latinoamericana de Áreas Protegidas y Corredores Biológicos Kenton Miller y la Cátedra de Ecología del Programa de Producción y Conservación en Bosques, con el apoyo del Instituto Nacional de Biodiversidad (INBio), administrador del Fondo.

La metodología evaluó el estado de la conservación de los bosques, identificó los sitios más amenazados de las seis áreas mencionadas y elaboró una propuesta de monitoreo basada en indicadores ecológicos y sociales para conocer el impacto que han tenido las inversiones realizadas por el Fondo sobre los bosques tropicales de cada área.

“El objetivo es que el Fondo cuente con información certera sobre si sus inversiones están dando resultados positivos y pueda definir, bajo ciertos criterios, dónde es más necesaria la inversión, para así cumplir con su misión de promover la conservación de los bosques en Costa Rica y contribuir al desarrollo sostenible”, afirmó Christian Herrera, investigador de la Cátedra Kenton Miller, del CATIE.

Según Herrera, el proyecto es innovador ya que nunca antes se había desarrollado en Costa Rica una herramienta de monitoreo de esta clase.

Entre las principales amenazas identificadas, a través de un proceso participativo en las AGP, destacan la cacería, la pesca, la tala ilegal, el desarrollo habitacional o turístico sin planificación, la extracción de recursos naturales (oro, arena, madera y agua), la expansión de la frontera agrícola, las prácticas agrícolas inadecuadas, los incendios, las explotaciones comerciales de cultivos, las especies introducidas e invasoras y el cambio climático, entre otras.

 

Sitios en rojo

La investigación determinó para las seis AGP estudiadas el estado de conservación de los bosques y los sitios que presentan una mayor severidad de amenazas (ver mapa de cada área aquí). De ellas, la que presenta la mayor cantidad de sitios amenazados es La Amistad, que consecuentemente es la más extensa; seguida por Tortuguero, Maquenque, Osa, Nicoya y el noreste del Rincón de la Vieja.

El Fondo del Primer Canje de Deuda por Naturaleza EEUU-CR trabaja apoyando proyectos implementados por organizaciones no gubernamentales (ONG) y organizaciones de base comunal que buscan la conservación, el mantenimiento y la restauración del bosque. Desde 2009 a la fecha, se estima que el Fondo ha invertido en el país más de USD 2 millones.

 

 

Mayor información:

Karla Salazar Leiva
Comunicadora
Oficina de Comunicación e Incidencia
CATIE
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Christian Herrera
Investigador
Programa Producción y Conservación en Bosques
CATIE
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.