Escuelas de Formación Empresarial trabajan con organizaciones en Nicaragua y Trifinio para mejorar sus oportunidades de mercado

  • Programa Agroambiental Mesoamericano (MAP) fortalece las capacidades empresariales y organizativas de pequeños y medianos productores

Para que una empresa rural asociativa (cooperativas y asociaciones) pueda integrarse de manera exitosa a una cadena de valor, necesita contar con bases fuertes tanto a nivel socio- organizacional como empresarial. Cuando se alcanza esta fortaleza, los beneficios que llegan a las familias serán mayores.

Por esta razón, el Programa Agroambiental Mesoamericano (MAP) del CATIE (Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza), implementa las Escuelas de Formación Empresarial Territorial (EFET), que junto con la Asistencia Técnica Empresarial (ATE), buscan el fortalecimiento integral de 30 empresas rurales asociativas ubicadas tanto en la Región del Trifinio (zona transfronteriza entre El Salvador, Guatemala y Honduras) como en NicaCentral en Nicaragua.

De acuerdo con Adriana Escobedo, especialista en cadenas de valor y fortalecimiento empresarial de MAP, en las EFET se busca estimular la capacidad y competencia emprendedora de los directivos de las empresas rurales asociativas, así como de las personas encargadas de la administración y parte técnica, usando para esto instrumentos de aprendizaje empresariales orientados al desarrollo de capacidades, así como en la interacción con otras empresas, con expectativas y experiencias similares.

En el mes de julio, MAP desarrolló el segundo encuentro EFET del año con las empresas rurales asociativas en cada territorio (Nicaragua y Trifinio). La primera se realizó en Matagalpa, Nicaragua, donde participaron representantes de nueve empresas rurales asociativas entre ellas COOMPROCOM, ACAWAS, CORWAS, CACAONICA, ATDER BL, COMANUR, UCA LA DALIA, COMULACS y La Campesina.

La segunda se realizó en Copán Ruinas en Honduras y participaron 18 empresas rurales asociativas (OCDIH, Chortijol, Chortifresca, ACIDEQ, ADIZAL, Flores de Café, Coop. Flor de la Montañita, ACODEROL, Cajas Rurales de Ahorro y Crédito, Agroinlaes, COPRAUL, ACOPACI, ACOPAAMUS, Nuevo Despertar, ACPROA, CAYAGUANCA, CENOC).

En total participaron 67 personas (46,3% mujeres) y se abordaron temas como los principios de los procesos asociativos, la equidad en la organización, el acceso a procesos de formación, cadenas de valor sostenibles e inclusivas, importancia de documentos estratégicos (Plan estratégico, Plan de Negocios, Plan Operativo Anual), elaboración y consenso de bases para la selección de iniciativas de género con visión empresarial, entre otros.

Para la Elsa Marina Pérez, presidenta de Chortifresca, la EFET es un proceso de preparación para todas las organizaciones: “Con base en lo visto es que las organizaciones vamos a saber el camino correcto, porque sin una preparación no vamos a saber para a donde ir”.

Por su parte, Lázaro García, miembro de la Junta Directiva de ACODEROL indicó: “A mí me ha gustado muchísimo el tema de cadenas de valor, porque entendí que las exigencias que le hacen a nuestros productos, realmente salen del consumidor final. Nosotros muchas veces creemos que somos los productores los que mandamos, pero es al contrario, porque el que paga la calidad es el consumir final”.

 

Mayor información
Adriana Escobedo
Especialista en cadenas de valor y fortalecimiento empresarial
Programa Agroambiental Mesoamericano (MAP)
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Cris Soto
Comunicadora
Programa Agroambiental Mesoamericano (MAP)
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.