CATIE fortalece espacios de participación ciudadana que mejoran la gestión forestal en Olancho

Delmy Manzanares
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

En los últimos años, el CATIE (Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza) ha impulsado en Honduras la conformación de espacios territoriales que permiten la gestión sostenible de los recursos naturales, buscando mecanismos que ayuden a las poblaciones locales a concertar y adaptarse a las variantes condiciones del clima.

Una experiencia en este sentido se lleva a cabo desde hace dos años, específicamente en los municipios del norte de Olancho, con el objetivo de conservar los bosques de Pino-encino de la zona.

La experiencia se desarrolla, con el apoyo financiero del Proyecto Pino-Encino, a dos niveles. El primer nivel se realizó con organizaciones e instituciones presentes en el territorio y que trabajan por la conservación de la ecoregión Pino-encino. Como resultado de esta labor se conformó una Alianza Nacional para la Conservación de los Bosques de Pino-encino.

“El espacio mostró ser ideal para la planificación de actividades conjuntas entre las instituciones con intereses en la ecoregión, pero al mismo tiempo presentó una limitante en la participación de las comunidades. Con el fin de suplir esta falta de vinculación con las comunidades se concentraron esfuerzos para conformar una plataforma territorial local en los municipios del norte de Olancho”, explicó Juan Manuel Medina, representante del CATIE en Honduras.

Definir  una visión común ayuda a converger ideas y orienta los esfuerzos de desarrollo” Juan Manuel Medina, representante del CATIE en Honduras

La nueva plataforma conformada mostró ser muy eficiente para la coordinación y la concertación de actividades con los actores de los diversos territorios. Además, recopiló información de las comunidades y la trasladó a la plataforma institucional, lográndose así influir en la planificación de actividades de las instituciones y organizaciones locales.

No obstante, Osmín Flores, integrante y gestor de la plataforma, señaló que compartir objetivos similares de conservación de la ecoregión Pino-encino, la coordinación y la concertación no fue un ejercicio fácil. “La identificación de liderazgos activos en ambos niveles de planificación es una de las principales razones del éxito o fracaso de este tipo de iniciativas”, agregó Flores.

 

Resultados de la alianza

Medina considera que, a pesar de que el espacio de tiempo para evaluar el proceso fue corto, evidentemente cuando existe a nivel comunal y entre las autoridades un compromiso de cambio es posible vincular y generar espacios de diálogo y concertación para que los actores locales puedan hacer un manejo sostenible de sus bosques y recursos naturales.

Igualmente, se determinó que es posible crear y escalonar los espacios locales a niveles más amplios y que además, hacerlo en ese orden, resulta más efectivo que intentar que los espacios nacionales de concertación se repliquen a nivel local.

“Esta experiencia en Olancho demostró que los diversos espacios de diálogo y concertación pueden ser estructuras interesantes para la conservación de los ecosistemas, siempre que estos no sean sesgados con posturas extremas y más bien busquen la integración de todos los actores del territorio”, concluyó Medina.

 

Mayor información:

Delmy Manzanares
Oficina Nacional del CATIE
Honduras
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.