Banco de Germoplasma

Colección de semillas:


Preservar a -18C semillas ortodoxas de las más diversas familias; frijoles, maíz, ayote, chile y tomate, entre muchos otros, es la última de una serie de etapas requeridas para la conservación de germoplasma (material genético). Todo inicia en las colecciones de campo, donde se cultivan y cosechan los frutos para obtener las semillas que después de un estricto proceso serán conservadas.

La experiencia en la preservación y restauración de estos materiales, acompañada de la selección del mejor equipo humano y técnico, permiten un trabajo de primer orden para garantizar a largo plazo semillas indispensables para la seguridad alimentaria del planeta.

Conocer estos procedimientos, será una experiencia enriquecedora sobre la importancia y la metodología utilizada en la preservación y mejorar de la fuente de alimentos que diariamente llega a nuestra mesa.

El uso de cámaras de congelamiento como Bancos de Germoplasma para la preservación de semillas ortodoxas, reduce el uso de grandes extensiones de tierra, la erosión genética, baja los costos y libera presión sobre áreas protegidas, al tiempo que permite el desarrollo de variedades mejoradas.