Unidad Agrobiodiversidad y Seguridad Alimentaria (ASA)

La seguridad alimentaria es uno de los principales retos de este siglo a nivel global. Para el 2050, el mundo requerirá una mayor producción de alimento para satisfacer las necesidades de una población que se aproxima a los nueve mil millones de personas y ha de lograrse aun frente a los desafíos de nuevos patrones de consumo, el impacto del cambio climático y las limitaciones de acceso a los recursos agua y suelo.

La seguridad alimentaria nutricional es un estado en el que todas las personas gozan, en forma oportuna y permanente, de acceso físico, económico y social a los alimentos que necesitan, en cantidad y calidad, para su adecuado consumo y utilización biológica, garantizándoles un estado de bienestar general que coadyuve al logro de su desarrollo (FAO-PESA, 2011).

Unidad Agrobiodiversidad y Seguridad Alimentaria (ASA)

La seguridad alimentaria es uno de los principales retos de este siglo a nivel global. Para el 2050, el mundo requerirá una mayor producción de alimento para satisfacer las necesidades de una población que se aproxima a los nueve mil millones de personas y ha de lograrse aun frente a los desafíos de nuevos patrones de consumo, el impacto del cambio climático y las limitaciones de acceso a los recursos agua y suelo.

Las crisis alimentarias son cada vez más agudas y complejas, y necesitarán estrategias innovadoras para su prevención y abordaje. Los sistemas alimentarios precisan ajustes importantes que consideren el uso sostenible y la conservación de los recursos naturales, así como el apoyo a los medios de vida de los productores de pequeña y mediana escala en todo el mundo.

 

En Latinoamérica y el Caribe, más de 47 millones de personas padecen hambre; esto es 7% de la población total de la región (FAO, 2020), lo cual plantea un reto sin precedente en un contexto de crisis sanitaria y cambio climático, que afecta severamente a las poblaciones más vulnerables, donde el hambre está intrínsecamente ligada a la pobreza económica, al limitado acceso a los recursos agua y suelo, y la pérdida de la biodiversidad relacionada con la agricultura y la alimentación.

 

De las más de 6000 especies de plantas que se estiman en el planeta, solo 30 son utilizadas para la producción de alimentos convencionales y tres (arroz, trigo, maíz) proporcionan más de 50% de la energía alimentaria que consumimos (FAO, 2018).

 

La biodiversidad asociada con la agricultura y la alimentación (agrobiodiversidad) es fundamental para garantizar una dieta variada y nutritiva, mientras genera importantes beneficios ecológicos y socioeconómicos vinculados con la adaptación al cambio climático, la conservación de los recursos naturales, la captura de carbono y muy especialmente, la seguridad alimentaria y nutricional.

 

  • Lo que en el CATIE ofrecemos en agrobiodiversidad y seguridad alimentaria

 

Es importante señalar que, como respuesta a la necesidad imperante de identificar rutas innovadoras para la transformación de los actuales sistemas alimentarios hacia sistemas sostenibles, resilientes e inclusivos, nació la Unidad de Agrobiodiversidad y Seguridad Alimentaria de la División de Investigación y Desarrollo Verde inclusivo del CATIE.

 

Mediante la investigación, implementación y promoción de prácticas agroecológicas, agroforestales y otras buenas prácticas asociadas con la agricultura sostenible, que integren el uso racional y la conservación de los recursos naturales, en el CATIE promovemos tanto la innovación como el rescate de conocimientos ancestrales con los siguientes objetivos:

  • Aumentar la resiliencia a los eventos climáticos, biológicos y económicos adversos en los territorios.
  • Promover la generación de alimentos variados y nutritivos, así como su disponibilidad y acceso equitativo.
  • Impulsar la participación inclusiva de los jóvenes y mujeres en las prácticas productivas y económicas, y en la toma de decisiones de la finca y la familia.
  • Fomentar el uso responsable y eficiente de los recursos genéticos.
  • Promover la agricultura familiar, la agroforestería, los sistemas agrícolas integrados y las buenas prácticas agropecuarias.
  • Generar información relevante y apropiada sobre acciones de uso y conservación de recursos genéticos (in situ y ex situ) necesarios para asegurar la producción sostenible de alimentos y salvaguardar la disponibilidad para las futuras generaciones.
  • Investigar, validar y promover variedades y selecciones genéticas de cultivos adaptados a las condiciones agroclimáticas.

Paralelamente, fortalecemos las capacidades institucionales para la validación y el escalamiento de buenas prácticas agropecuarias, diseños participativos e implementación de estrategias adaptadas a las condiciones agroecológicas de los territorios y las características socioeconómicas y culturales de las familias y comunidades, integrando múltiples actores locales, nacionales e internacionales sobre una perspectiva interdisciplinaria.

Perfil de los investigadores del CATIE que trabajan en esas áreas

Entre los perfiles de los investigadores del CATIE que trabajan en estas áreas se encuentran: agrónomos, forestales, agroecologistas, fitopatólogos, nutricionistas, biólogos, tecnólogos de alimentos, socioeconomistas y fitomejoradores.

Historia de éxito

Durante más de 70 años, los numerosos técnicos y estudiantes del CATIE dedicados al tema de agrobiodiversidad han contribuido con un sinnúmero de publicaciones y tesis sobre la caracterización y utilidad actual y potencial de los cultivos conservados en nuestras colecciones o en manos de familias de agricultores de toda la región. Estas publicaciones incluyen evaluaciones del potencial de cultivos subutilizados –u olvidados– para contribuir a la seguridad y soberanía alimentaria bajo cambio climático.

En conjunto, tanto las colecciones de cultivos en sí como el conocimiento sobre estas constituyen un tesoro invaluable para la humanidad, reflejado por la inclusión de dichas colecciones de índole público bajo la sombrilla internacional del Crop Diversity Trust y de la FAO. En el CATIE trabajamos por esa causa, ya que estamos conscientes de que es responsabilidad de todos contribuir a la conservación de este legado.

(Visited 653 times, 1 visits today)